Buscar

martes, octubre 27, 2009

martes, octubre 13, 2009

A los perritos



Un perro no sabría que hacer con un coche de lujo
o una casa o con ropa de diseño.
Se conforma con un palo empapado.
A un perro no le importa si eres rico o pobre,
listo o bobo, inteligente o tonto.
Si le das tu corazón te entregará el suyo.
¿De cuánta gente podrías decir eso?
¿Cuánta gente puede hacerte sentir excepcional,
puro y especial?
¿Cuánta gente puede hacerte sentir…
extraordinario?
.
(Palabras pelicula Marley y yo)